Este artículo fue escrito por la Licda. Natalia Asensio, Psicóloga clínica con certificación en AIT

Esperar al segundo hijo viene cargado de muchas emociones: alegría, sorpresa, esperanza, pero también la preocupación y el miedo de cómo el hijo mayor puede tomar esta noticia. ¿Qué sentirá? ¿Qué pensará? y más importante ¿cuál será su reacción con ustedes como padres y con el nuevo integrante de la familia?

Desde antes de graduarme de psicóloga, me pude dar cuenta que todo en la vida es un proceso continuo. Hablo de proceso continuo pues los procesos se van traslapando unos con otros. Estamos en constante cambio y es allí donde como padres la tarea se convierte en enseñar a los hijos cómo adaptarse cuando un etapa de la vida comienza y otra termina. Seguramente te estás preguntando, ¿Cómo hacer esto?…

Toda meta en la vida se alcanza con esfuerzo, determinación y mucho trabajo, ser padres no es la excepción; por lo que mi intención con estas breves palabras es brindarles herramientas útiles para aplicar en casa.

Hazle parte

Mi primera recomendación es permitir que se sienta parte de la llegada del hermano menor, haciéndolo partícipe de la noticia antes de que ésta sea visible. Llevarlo a eventos de bienvenida para el nuevo integrante e incluso que los acompañe a comprar lo que necesiten y así estar listos para el nacimiento. Que el hermano mayor pueda escoger un regalo que quiera hacerle al pequeño y que a su vez, el hermano mayor reciba un regalo de parte de su nuevo hermano, para que sienta que cada quien tiene un lugar especial dentro del núcleo familiar y así enfatizar el rol que tendrá ahora como hermano mayor. Es de mucha utilidad que el hermano mayor tenga una participación significativa en el cuidado del bebé (como alcanzar los pañales o la ropita cuando se viste).

Explícale

Es de suma importancia explicarle qué hace un bebé recién nacido llora, come y necesita que le cambien el pañal a menudo, para que sepa qué esperar.

Tiempo de calidad

Asimismo, tener tiempo de calidad con cada uno de sus hijos por separado para acostumbrarlos desde pequeños a mantener una comunicación abierta con los padres, de igual forma compartir tiempo como familia para fortalecer la cohesión de la misma.

Cuéntale sobre la familia

Otra herramienta a tomar en cuenta debe ser leer cuentos con el hermano mayor que representen lo que sucede en la familia, ya que lo ayudará a entender poco a poco la nueva dinámica familiar.

¡Tú puedes!

Éstas son solo algunas recomendaciones que pueden implementar en casa para que tu primogénito empiece a adaptarse al nuevo estilo de vida. Sin embargo te invito a ser creativa y buscar nuevas ideas que puedan ser de su utilidad, siempre teniendo presentes que lo más importante dentro de su familia debe ser el amor, la compasión, el respeto y la comunicación para propiciar un ambiente sano y agradable para todos en casa.

Debemos recordar que existe la posibilidad de que su hijo mayor presente “retrocesos” en su desarrollo, tales como: perder el control del esfínter vesical y/o rectal, trastornos del sueño, rabietas o problemas del habla. Si uno o más de estos síntomas se presentan, nos indica que su hijo mayor está teniendo dificultades con la adaptación al nuevo hermanito y es necesario buscar ayuda de un profesional que pueda brindar el asesoramiento adecuado.